mamalibre

La mala compra de Cybex Onix

20121105-215453.jpg

Desde siempre he sabido que quiero tener más de un hijo. Yo soy hija única y esa es una espinita que quiero quitarme con mi hija. Tal vez ella no quiera hermanos, tal vez cuando crezcan se lleven mal (sé que hay muchos hermanos que acaban sin hablarse) pero creo que una infancia sin hermanos puede ser bastante solitaria.

Por todo esto, durante y después de mi primer embarazo, cada vez que compraba o me regalaban algo para el bebé siempre tenía en cuenta a sus posibles futuros hermanos. Cuando compramos una sillita ligera para llevarla busqué la de mejor calidad con un precio no tan desorbitado. Siempre deseé una Maclaren, pero su precio era demasiado para nosotros. Buscando en internet encontré la marca cybex, con muy buena reseñas por parte de los usuarios.
A por ella me lancé. Compré una Cybex Onix negra y plateada. Muy bonita. Pensando, como comenté antes, en futuros hermanos, me pareció resistente, duradera, reclinan le para bebés pequeñines, con reposapiés semirigido… Pero nada de eso.

Tras 9 meses de uso varias piezas se habían roto con una facilidad increíble. Ya no se podía mantener cerrada, tampoco abierta del todo, y ya cuando el arnés se partió no sabía qué hacer.
Tras una ardua batalla con la tienda y el servicio técnico de Cybex conseguimos sólo dos piezas del arnés (al menos, la peque podía ir sujeta a la silla sin caerse), ya que arreglarla por completos nos costaba lo mismo que nos costó la silla.

Desde hace casi tres meses sé que no la voy a poder usar con más niños. De las dos ruedas de atrás, las que están fuera están casi desgastadas y el eje chirría como gatos apaleados en un saco. Hay veces que me da vergüenza ir por la calle haciendo tanto ruido. Se podría arreglar, pero nos saldría mejor comprar una nueva.
Además he encontrado otras reseñas hablando de los mismo por internet, por lo que no es un caso aislado.

Tendría que haber comprado la Maclaren 😦

Advertisements
Leave a comment »

Sra de Díaz

Buscando mi lugar